viernes, 8 de abril de 2011

Pasos para escribir una telenovela


Sí usted es mexicano o latinoamericano, sabrá que las telenovelas son un material de consumo, más consumible que la Coca Cola. Como también se podrán dar cuenta, estamos en tiempos difíciles, donde todo cuesta demasiadísimo. Ya ni siquiera masco chicles porque eso se ha convertido en un lujo. Por tanto, para ayudarlos a salir adelante y que ustedes puedan vender su guión telenovelero a Televisa (tv azteca no, ya que nadie ve sus canales pues tienen un formato paupérrimo), he aquí unos tips para que pare de comer tantos frijoles:


El tema

-No se rompa la cabeza pensando en un tema, si usted es creativo pues hágalo; pero ha de saber que la gente prefiere refritos. Tomé una novela literaria del siglo XIX y hágala pasar por una del siglo XXI.

-Use temas controversiales como: narcotráfico, homosexualidad, mujeres que salen con hombres menores, asesin@s pasionales, bulima, anorexia, drogadicción, alcoholismo...

-Obviamente, no hay discusión alguna que todo lo mencionado anteriormente son temas secundarios, ya que el principal debe ser el amor y la difícil lucha por conseguirlo. Como los pobres están todo el tiempo trabajando, se cansan y se parten en mil para poder pagar sus cuentas, es seguro que no tienen tiempo para el amor (por tanto… haga que alguno consiga dinero, ya sea por una herencia extraña, se gana la lotería o por razones incomprensibles en la vida real lo ascienden en la empresa donde trabaja). El punto es que la pobreza debe ser superada para así tener tiempo para el amor. Le aseguro que es más fácil hacer dos personajes millonarios.

-Cuando se quede sin más historia que contar; en lo que piensa en una salida, recuerde que hay personajes secundarios. Si eso no funciona, use a los ambientales: el cartero, la sirvienta, la mamá de la sirvienta, la abuelita de la sirvienta, etc. Genere una historia alrededor de ellos.

-¿El protagonista puede ser malo? Sí, más al final recibe un castigo terrible (amputación de algún miembro, que le caiga ácido en la cara, que l@ atropelle un camión gigante; acompañe estos males con el más trágico: la pérdida del dinero) o de lo contrario arrepentirse y expiar sus culpas.


*Nota: temas que no debe usar: que el personaje principal sea homosexual, eso déjeselo a los secundarios; ya que el/la protagonista debe ser heterosexual siempre… ¡SIEMPRE! Otra cosa que debe saber de los protagónicos es que lo más importante de su apariencia física es que debe ser caucásico (es posible de vez en cuando hacer al personaje principal oscurito, mas se debe enamorar de un blanco. Pues no funciona en la pantalla chica que dos negros se enamoren, dos morenos, dos chinos, dos indígenas… tenga claro que nadie quiere ver eso). Por tanto, si no desea romperse la cabeza mantenga en la trama el color blanco, eso significa éxito seguro.

Continuando con los temas controversiales, tampoco abuse: el incesto no es “cool”, el abuso así como la prostitución infantil tampoco, asesinos seriales menos (nadie entiende a esos locos. “Stick to the plan”, confórmese con los asesinos pasionales, recuerde que la tortura por placer es de pésimo gusto). Ninguna “filia” está permitida, pero sí problemas psiquiátricos como más de una personalidad y sociópatas; no olvide dejar a estos últimos conflictos recaer en el/la antagonista. Trastornos no permitidos: psicosis (sólo al final de la novela para darle ese toque de emoción), bipolaridad (no confundir con las muchas personalidades, recuerde que la bipolaridad es humillante, es raro ver a un personaje que se crea la reencarnación de Jesús y capítulos después, intente suicidarse sin explicación aparente. Mejor no confunda al público.); si va a hacer uso de la bipolaridad, que no sea la psiquiátrica, nada de los maniacos depresivos; obtendrá mejores resultados con un personaje voluble calificado de bipolar.

También puede tocar alguna discapacidad, pero es claro que ésta también debe ser superada a menos que ésta ocurra al final. Inválidos permanentes ¡no!, retraso mental ¡menos!, deformidades congénitas ¡qué asco!, por lo mismo nada de amputados, enanos y demás.

7 comentarios:

  1. jajaja... Me reí mucho...

    Oiga, pero aguas no me la vaya a querer demandar el canal de las estrelladas por hacer pública la formula secretísima del exito telenovelero y manipulador de masas mexicanas...

    Saludos...

    ResponderEliminar
  2. esperemos que no, mientras no esté patentada la puedo difundir.

    ResponderEliminar
  3. que bien que te hay interesado la entrada. A mi me gustó tu avatar.
    Un saludo también!

    ResponderEliminar
  4. Buenísimo, de aquí a ser millonario, de inmediato me pongo a escribir.... Oye, esa podría ser la historia de la novela, un chavo(a) que leyendo un blog en internet, se le ocurre hacer una novela, va y la presenta a una televisora, donde le aceptan el guión y ZAS se enamora de la despampanante actriz que será la protagonista, pero como el es gordito y bonachón, ella sólo se burla de el, pero (gracias a efectos de maquillaje que le son retirados) después de mucho sufrir, el se transforma del sapo que es, en un escultural macho-alfa que al principio mostrará desprecio por la despampanante actriz, que sufrirá un poco, pero al final se humillará y el ante esa demostración de amor le corresponderá... Claro es la idea base, y alrededor podemos poner todas las historias secundarias que comentas de secretarias metiches, un fan loco que es el tipo de la limpieza, el actor macho-alfa con el que sale la despampanante actriz al principio, la familia naquita del chavo autor literario protagonista, el empresario buena onda que lo ayuda y su hijo enfermo que se cura por una estampita bendita que le da la mamá del protagonista, el viejito que lo aconseja, la segunda actriz buenototota que quiere andar con él por su lana y para convencerlo de que cambie el guión de la novela para que se muera el personaje de la despampanante, etc, etc, etc, etc... Sniff, sniff, creo que he encontrado mi futuro, TELEVISA allá voy!!!

    ResponderEliminar
  5. ohhhhhhhhhhh es la mejor historia del mundísimo mundial, neta deberías escribirla. Seguro será un éxito instantáneo.

    ResponderEliminar
  6. Jajajajajaa me divirtió mucho este escrito. Una manera amena de decir verdades. Saludos.

    ResponderEliminar