jueves, 1 de marzo de 2012

100 malvados de película (parte 7)

Vi la Dama de Negro y eso me volvió a dar esperanzas acerca del cine de terror. Sí consiguió asustarme, sobre todo me gusto el ambiente gótico del filme. Entonces me puse a pensar en The Wicker Man (versión original e inglesa) y sus isleños supersticiosos, por lo que me volvieron las ganas de continuar con la lista que parece no tener fin…
70. Debbie Jellinsky (Addams Family Values – 1993) Recuerdo mucho a esta mujer porque vi los Locos Addams 2 como unas cien veces… Pues imagínense que ustedes vienen de un hogar de darks (no cómo el "SOY DARKS"), locos pero de buen corazón, entonces llega una barbie a seducir a su pariente rico, alejarlo de ustedes y finalmente matarlo para quedarse con su dinero. Such a bitch! Luego intenta asesinar a toda la familia. ¡Qué falta de respeto! ¡Hasta a la abuelita! Finalmente Debbie Jellinsky resulta ser apreciada por los Addams ya que les hacía falta un asesino en la familia.


69. Lord Summerisle (The Wicker Man – 1973) Crear una ideología y extenderla por todo un pueblo, para propagar el orden y la paz. Eso es lo que hizo la familia Summerisle; regresó a tradiciones celtas arcaicas para hacerle creer a los aldeanos de la isla Summer Isle que eran los dioses antiguos quienes decidían si tenían buenas o malas cosechas.
Desaparece una niña, lo que hace que un sargento de policía tenga que visitar la región para develar secretos terribles que terminan por confrontar la ideología cristiana con el paganismo. Al final las dos religiones salen perdiendo en un sacrificio humano completamente absurdo dirigido por Lord Summerisle... De tal forma que este terrateniente pueda continuar manteniendo su control sobre la isla.

68. Frank Cotton (Hellraiser – 1987) ¿Por qué no poner a los Cenobitas en lugar de a Frank? Bueno pues porque ellos sólo hacen su trabajo que es joder, mientras que Frank abre el portal hacia ese mundo de tortura… sin embargo consigue escapar.
Y ahí está la mala ondés ( ¿o será ondez?) de Frank, porque nos enteramos que era amante de Julia, la esposa de su hermano. Lo que queda de Frank después de haber sido mutilado por los Cenobitas, convence a Julia de asesinar a otros hombres para que con la sangre de estos pudiese restaurar su cuerpo. Además de todo, a este hedonista extremo no le importa agredir a su hermano o a su sobrina con tal de volver a obtener su forma anterior.


67. Commodus (Gladiator – 2000) No me gusta tanto esta película, no obstante tiene uno de los mejores villanos que he visto en el cine. Contrario al Commodus verdadero, esta adaptación es cruel, traicionera e incestuosa. Siento que en gran parte se inspiraron en Calígula para hacer al personaje (no les recomiendo esta última película, es terrible y me dejo muchos traumas… MUCHOS). Antes no era fuera de lo común que los Césares se enamoraran de sus hermanas o parientes cercanos, así que por ese lado, el mito es posible.
Se supone que Commodus asesina a su progenitor para convertirse en emperador, luego traiciona a su amigo Maximus por contar con el favoritismo de su padre. Manda matar a Maximus, pero éste escapa y finalmente los dos se baten en duelo, sin que antes Commodus hiera de muerte a su ex – amigo para así tener la batalla asegurada a su favor.

66. Uday Hussein (The Devil’s Double – 2011) Me cuesta trabajo creer en la veracidad acerca de la representación de Uday Hussein, porque una parte de mi no desea entender que existiera un asco tan grande de ser humano. Finalmente cuando una biografía llega al cine se vuelve más en un relato de ficción.
Es hijo de Saddam y tuvo todo para ser un maldito loco desenfrenado. Muchos de los hechos que se muestran en la película suelen ser parte de los verdaderos crímenes que se le alegan al Uday Hussein de la vida real, como: el abusar de niñas que él personalmente escogía en las calles (para luego asesinarlas), torturar gente y matar a un amigo de su padre (un proxeneta) en público durante una fiesta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada