lunes, 14 de enero de 2013

Recuento de los daños del 2012

El 2012 fue un año feliz y a la vez no tanto, obviamente estoy hablando de mí. De la parte feliz, terminé mi tesis, pude volver a dormir como la gente y conocí a excelentes personas. De la parte mala, ganó Peña Nieto y con eso regresó el PRÍismo, y por si quedaba alguna esperanza de reivindicación, toda se fue al escusado cuando el copetudo nombró a su gabinetazo de corruptos, entre ellos: Chong y Videgaray. Ya verán para el último año de Mr. Infrastrochtor la pequeña crisis que nos va a anunciar. Si alguien piensa lo contrario, pues me vale... no es cierto, acepto réplicas. Si resulta que no tengo la razón, les mandaré una camisa autografiada que diga: Usted sí sabía la verdad absoluta de todo. My Godness!


¿Qué nos espera entonces? 
-Lamentablemente más Televisa. La esposa de Peña es de ahí, no podría ser diferente. Además de que varias actrices de esa empresa salen con políticos del PRI (como ya les funcionó la estrategia de mercadotecnia). Ahora, yo no veo la tele, todo lo que necesito lo consigo en Internet (series, películas, música), muchas veces por eso no me entero de los temas del momento, lo malo es que por más que trato de evitarlos llegan a mí en pláticas o hasta en tuits. Es imposible huir de la mugre que es la farándula mexicana o mas bien diría, la farándula en general. Es un submundo completamente apartado de la realidad, enajenante y que jamás debería influir en la forma de pensar de la gente común. Para reírse un rato, pasa.

-Más gente idiota y menos educación. Más telenovelas, menos libros...

-Más separación entre la oposición. No es que crea en los políticos, la mayoría son una lacra, y los que son honestos, no tengo el gusto de conocerlos. Aún así, algunas cosas buenas trajo el PAN, una cierta estabilidad económica, y menos deudas. Además de millones de muertos, lo sé. 
El problema es que no creo que el PRI solucione las matanzas y al contrario nos traerá de nuevo las deudas estratosféricas con sus planes pseudo-socialistas, mal administrados. Como ejemplo, pueden recordar el bendito Solidaridad de Salinas. El PAN y el PRD nunca se van a unir y ahora hay que pensar que además está Morena... más división de la división. Si no se ponen las pilas, el PRI vivirá más que Chabelo. 

Lo único que rescato; no es para menos, es que en los momentos de crisis es cuando salen los mejores artistas, hablo de músicos, escritores, pintores... Seguramente veremos el nacimiento de algunas joyas, que por cierto, ya hacen falta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada